PRESENTACION DEL LIBRO "BUFANDA DE PAJAROS " DE SUSANA CATTANEO 
Por María Amelia Díaz.


Un aliento divino sacude  este libro ya desde su estructura, el color azul celeste de la tapa y la bandada de pájaros que lo atraviesa  nos remiten al cielo, morada de los dioses supremos y otras deidades.
 Pero hay más, 3 partes, 3 ilustraciones centrales que obran como una separata y se corresponden a otros 3 poemas que como una bisagra proponen un recorrido del texto entre un antes y un después. y en  la Kabalá el 3 también  nos lleva al número del cielo
   La poesía contenida se propone entonces desde su soporte, desde su comienzo, como un lugar sagrado, el lugar donde la palabra , como símbolo mediador encuentra la energía para otorgar forma y sentido al mundo ( cito: “Tejo sílabas y escribo una plegaria de incienso” / cito “esta noche donde un dios se esconde y lo busco”)
Así el nombrar poétizado se convierte en ambición creadora cuando se evoca el nombre de Dios o la protección divina o de algún concepto cargado de efecto salvador. Debemos estar atentos.

Algunos oficios” (segunda edición”) se corresponden a un quehacer femenino que quizá ya ha anticipado la elección de uno de los cuadros de Remedios Varo. La Paseadora, la Milagrera, la Marinera, la Guardiana, no son oficios comunes, corresponden a la condición  espiritual íntima y creadora de vida  de la mujer que se asume aquí desde la voz poética omnisciente (que también representa a la divinidad) y la relacionan con la vida de los otros. Ahora bien, esas mujeres/oficio son elevadas por el poema/ elemento divino, a una especie mítica a la manera de las grandes diosas del Olimpo griego conservadoras del orden y la armonía del mundo; como ellas están dotadas de atributos humanos pero éstos en ningún caso disminuyen su sustancia divina (cito “la Gitana borda con guijarros y lagartijas lo que vendrá” /  cito “la Mendiga desencadena sortilegios”). Los oficios que ellas asumen  les son asignados siempre a través de una acción que invariablemente se da a conocer en el segundo verso (vuelvo a citar  “La Arponera persigue dioses humanos”)   Así, la mujer/diosa crea y pero también es creada en un tiempo mítico y circular al cual se encuentra fatalmente encadenada y condenada a enfrentarse desde su humanidad, ya que los verbos a los que aludíamos están  siempre en un presente intemporal que permanece fatalmente y donde toda acción se hace eterna, se repite.

Vayamos a hora a la primera parte del libro, esa bufanda de pájaros que comienza a tejerse en el recuerdo de la infancia (cito: “un vaso de leche. Una espesura de cielos blancos a través del vidrio”)
 Aquí el amor se anuncia  desde estos primeros versos como una fuerza imparable de poder absoluto. El amor se sitúa por encima de cualquier otro acontecimiento y es, además, la osadía con la que el poeta acomete acciones extremas (cito “En esta noche tan sola la sola te recuerda mientras un barco parte para siempre” / cito “Entonces, ebria de paisajes, recorro las raíces de unas gotas de sal que intentan regar el amor que espero”)
Es la  vivencia amorosa la que proporciona la valentía suficiente para soportar la soledad y el dolor. (cito  “El pequeño farol entibia la luz amarilla de tu abrazo y sigue tu no conmigo aunque grite tu nombre”)
  Si el “yo poético” se siente capaz de realizar todo esto no existirá nada a lo que tema enfrentarse desde el sentimiento amoroso. Los sucesos descritos a través de imágenes expresan la fuerza extrema de la que se siente dotado el que ama en la soledad, página en blanco, espacio  donde se desarrolla la búsqueda de la persona amada, y donde pareciera que el ser poético  se encuentra  fatalmente condenado.
El deseo del encuentro queda entonces paralizado en distintos planos. Todo aparece cerrado e inaccesible en el poema: desde la persona amada, presentada como un fruto prohibido, hasta el silencio, única estrategia de la que es capaz el que ama en la distancia.
El espacio poético es, simbólicamente una casa destruida, imagen  con que se concluye esta primer parte que nos proyecta a la imposibilidad del encuentro. (cito “Una casa en mi mano, destruida, intacta, como el amor roto. Como el destino”)

Obviamente, a través de toda la poética de esta sección aparecen los pájaros, (cito: “prefiero sobre todo los pájaros en este paisaje de arcilla”)  
Según el diccionario de símbolos todo ser alado es un símbolo de espiritualidad y la tradición hindú dice que representan los estados superiores del hombre, en los cuentos de hadas se encuentran muchos pájaros que hablan  y cantan simbolizando, igual que las flechas, los anhelos amorosos; pero recordemos también que los pájaros con la alas extendidas, son en el renovado universo poético Huidobriano que sacó las muletas a la poesía, el signo de la cruz, el máximo emblema divino del sufrimiento salvador , imagen que se refuerza el texto: (cito: “ella vino con una venda cruzada en la boca”  / cito :”me quebró el sendero de luz y lo cruzó de sombras”).
 Así la poesía de Susana sigue atravesada por el aliento de lo divino (cito “Cantos rituales navegan por las orillas de Dios” /  cito “Elevo a los caminos del cielo mi plegaria para que el amor sea conmigo”)., la poesía es el lugar sagrado donde ocurre todo lo humano que es” cuerda sobre el abismo, peligrosa travesía, peligroso caminar, peligroso mirar atrás, peligroso temblar y parase” (Nietzsche ).

 Es muy difícil analizar o sacar conclusiones de los poemas, Es muy difícil... Pero, en todos estos ejemplos tomados, evidentemente hay una exaltación de la vida en estado milagroso, digamos , por sobre la vida en estado destructivo, agónico. La cuestión es que hay una poética, que fue bien puntualizada, la cual, por sobre toda la sordidez, todo el horror y todo el tedio que la vida nos depara, puede ser rescatada y es siempre superior a las manifestaciones negativas de la vida: la poesía aquí, lo reafirmamos, rescata su condición sagrada . Y lo hace sin perder de vista el lugar del mundo donde vivimos; así la naturaleza  está siempre presente como el lugar desde donde se inscriben las palabras, el bosque, el mar, el pasto, los grillos, pájaros y perros son una constante que hace aparición a través de toda la obra.

Y dejamos para el final el título: Bufanda de pájaros.
Lo he dejado para el final porque el título condensa todo lo dicho
 BUFANDA DE PAJAROS. (ya nos hemos referido a los pájaros como símbolos de espiritualidad )
La palabra bufanda viene del francés boufante, femenino de bouffant, participio de bouffer—palabra onomatopéyica del sonido de un soplido, sería inflar, hinchar, emparentado con el español antiguo bofar—soplar-- y el italiano-- bufar- Bufanda es metáfora nada menos que del aliento divino de la palabra , es el soplo divino de la poesía ; se concluye que es el Verbo que se expresa y se libera hecho poema en alas de los pájaros, en alas del espíritu humano.
   Dijimos que en la Kabalá el 3  nos llevan al número del cielo,  es  la resultante armónica  de la acción de la unidad sobre el 2, el soplo de Dios sobre la unidad, símbolo de la energía aérea de la Creación, anterior a la misma y a la vez fundacional, fuente del fuego, símbolo de la energía primordial.: “Las 3 letras madre son Aleph, Mem, Shin, su fundación es una prueba de mérito, una prueba de compromiso. Y la lengua de la luz decide entre ellas Mem susurra, Shin sibila y Aleph es el soplo de aire que decide” (Sepher Yetzirah/ Libro de la Formación)
Para concluir celebro el advenimiento de esta Bufanda de pájaros de S C, estructurada bajo el baremo de los sentimientos, donde  el buen gusto cumple con atrapar al lector sobre la vigencia de la buena poesía manifestada en polisemias, metáforas, alegorías, juegos de sentido y de sonido que nombran lo que se asoma y lo que está ausente, ese rito donde el tiempo se vuelve eterno dentro de su fugacidad y donde las palabras, el aliento, el bouffer, la bufanda, revelan el otro lado del signo donde la sacralidad, el 3  es siempre   punto  de inserción de nuestra vida.
Dice Sartre en “Literatura y arte”:  “El gran escritor, loco furioso, se lanza al asalto del lenguaje , lo somete , lo encadena, lo maltrata(...) el estilo es una espada que desgarra nuestros razonamientos ...” eso justamente,  es lo que el lector recibe cuando asalta las páginas de este libro.

Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina