BUFANDA DE PÁJAROS de Susana Cattaneo

Reflexiones y comentarios por Susana Fernández Sachaos


  Los pájaros como seres de la naturaleza animal cuyo vuelo es metáfora del vuelo poético, atraviesan la escritura de este libro. El desplazamiento de las aves adopta formas caprichosas, semejantes al discurrir de la imaginación de la poeta y su posterior consecuencia en la escritura: Cito algunos fragmentos: […] Conocí una mujer, dije, que sangra el cielo en las palabras. Creo que está lastimada de invierno, como yo.
  Escribe en los pájaros, en el agua de los estanques, […] (p.18)
  En este paisaje de ventiscas e invierno, prefiero los pájaros con sus ojos de infinito.
[…]Prefiero, sobre todo, los pájaros en este paisaje de arcilla. […] (p.31)
 Brillan plumas de pájaros negros mientras la noche se cubre de hojas antiguas. […] (p.37)
 Además la poeta nos indica caminos hacia sus emociones más íntimas y para eso involucra el propio cuerpo. Cito: Algo entró en mi ojo que llora imparablemente este dolor. (p.30)  Hay una casa en mi mano, destruida, intacta, como el amor roto. (p.38)
  Cattaneo sabe de las crueles experiencias de vida, de la imperfección del mundo, pero sueña frente al universo inagotable que le muestra caminos de supervivencia, de amor, escribe desde la consonancia entre ese universo y la profundidad de su ser íntimo, cito a Czeslaw Milosz  que dice al respecto: Yo contemplaba el jardín de maravillas del espacio […] En mi corazón estalló el cántico de gracias del universo.
[…] Cuando te sientas  solo y abandonado ante el mar, piensa cuál debería ser la soledad de las aguas en la noche y la soledad de la noche en el universo sin fin.   
Dúo de amor y contemplación entre los poetas y la inmensidad expansiva.
  Si bien se  detiene la presencia de los pájaros cuando se llega a la parte del libro dedicada a expresar en palabras las imágenes de los cuadros: Phenomenon de Remedios Varo, Bebedora de ajenjo de Pablo Picasso y Cráneo atmosférico sodomizando a un piano de cola de Salvador Dalí, Cattaneo  mantiene la palabra eficaz que nombra y conjura. Además nos invita como huéspedes a continuar el ensueño que habita en las pinturas y sus personajes: el hombre desconfiado y solo, la bebedora que escribe la palabra “suicidio”, la bestia y sus colmillos de fuego.
  Se agrega en el final una segunda edición del poemario Algunos oficios. En esta zona del libro podemos explorar las acciones, entre otras, de la marinera, la organillera, la escribiente, la mendiga, la guardiana; de manera que el lenguaje acerca de los oficios sueñe y triunfe sobre el uso de palabras más habituales y simplemente descriptivas.  
  Desde hace tiempo Cattaneo viene construyendo una obra que testimonia la fidelidad a sus mandatos interiores y a la construcción de un orbe poético propio y original. Poesía encarnada, actual o atávica, con forma de verso o de prosa, pero siempre atenta a su contenido esencial.
[…] Peregrina de mí, sigo mis pasos. / Peregrina de luz. […] (p.23)
Todos nosotros, también peregrinos, continuamos, continuaremos como pájaros errantes porque los poetas somos seres migratorios. ¿Hacia dónde nos conducen esos viajes? no lo sabemos o quizá sí, pero continuamos volando con pasión cantando nuestros poemas.

 

Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina