Gloria Fuertes - Madrid ESPAÑA

MIRADME AQUÍ

Miradme aquí,
clavada en una silla,
escribiendo una carta a las palomas.
Miradme aquí,
que ahora podéis mirarme.
Clarividencias me rodean
y sapos hurgan en los rincones,
los amigos huyen porque yo no hago ruido
y saben que en mi piel hay un fantasma.
Me alimento de cosas que no como,
echo al correo cartas que no escribo
y dispongo de siglos venideros.
Es sobrenatural que ame las rosas.
Es peligroso el mar si no sé nada,
peligroso el amor si no sé nada.
Me preguntan los hombres con sus ojos,
las madres me preguntan con sus hijos,
los árboles me insisten con sus hojas
y el grito es torrencial
y el trueno es hilo de voz
y me coso las carnes con mi hilo de voz:
¡Si no sé nada!




NACÍ PARA POETA O PARA MUERTO



Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
-supervivo de todos los naufragios-,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
-hacer reír a los clientes desahuciados-,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
-no ser apenas nada en el tablado-,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

 



CARTA DE MI PADRE A SU ABUELO


Aquí me tienes Pedro,
en este extraño mundo,
en donde ni siquiera
los ricos son felices.

Ya se han inventado las locomotoras,
las vitaminas y la leche en polvo.
Cambiamos de gobierno y nada se mejora.

En el solar de enfrente,
han hecho un conventillo
donde las monjas oran por nosotros,
-en el jardín tienen manzanas que no pueden comer-.

Mientras en Madrid quede un organillo...
Tus volúmenes de ética los vendí en la postgerra
y tan sólo conservo tu reloj de papel.

Los chicos han crecido y quieren ser actores.
María se ha casado y Gloria escribe versos.
Y tengo una bronquitis que me acerca a tu lado,
hasta pronto te digo, adiós abuelo Pedro.


AL BORDE

Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.
He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar.



CRISTALES DE TU AUSENCIA

Cristales de tu ausencia acribillan mi voz,
que se esparce en la noche
por el glacial desierto de mi alcoba.
-Yo quisiera ser ángel y soy loba-.
Yo quisiera ser luminosamente tuya
y soy oscuramente mía.



Gloria Fuertes nació en Madrid en 1917 y murió en 1998. En 1951 funda junto a Adelaida Lasantas el grupo "Versos con faldas" que hacía lecturas y recitales por cafés y bares de Madrid. Con Antonio Gala fundó la revista "Arquero". Alguna vez dijo:
"La primera vez que entré en una universidad fue para dar clases en ella".
Entre algunas de sus obras publicadas figuran: Isla ignorada (1950), Poeta de guardia (1968), Cangura para todo, Aconsejo beber hilo.

 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina