Marina Tsvietáieva (1892-1941) RUSIA

Traducción de Irina Bogdaschevski

A ANNA AJMATOVA

¡Oh, musa de llanto, la más bella de las musas!
¡Oh, tú, insensato engendro de la noche blanca!
La que envías vendavales negros a Rusia,
Cuyos gemidos com flechas en nosotros se
                                                           [clavan.
Y nos apartamos, y con el grito sordo:¡oh! -
De cientos de miles, -te prestan juramento -
                                                           [¡Anna
Ajmátova! -ese nombre, como el suspiro
                                                           [enorme,
Cae a lo hondo. ¡a la profundidad innombrable!

 


POEMA A PUSHKIN

Ante el regimiento turbado no tocaba el tambor.
Cuando al adalid le dábamos la última
                                                     [despedida...
Eran dientes del zar que con su redoble de honor
Reverenciaban al cantor fallecido.

Así fue el honor, donde para amigos cercanos -
No cabía lugar. En la cabecera, a los pies,
A la derecha, a la izquierda -¡firmes! - con
                                                     [manazas.
Pechos y jetas de los gendarmes.

¿No es asombroso -en el lecho más calmo
seguir siendo un muchacho bajo vigilancia?
En algo se parece, en algo, en algo -
Tamaño honor, -¡de los honores la abundancia!

¡Para que mires, país, cómo a pesar del rumor,
El monarca se preocupa por el poeta!
¡Honorífico! -honorífico -archihonorable
honorífico -el exceso de honores -¡qué diablo!

¿A quién trataron así, -como ladrones a un ladrón
Matado de un tiro -arrastrándolo?
¿A un traidor? ¡No, desde el patio trasero -
"El varón más sabio de Rusia"

19 de Julio de 1931
("Apuntes Contemporáneos" París, 1937)


A.B. PASTERNAK


La dis-tancia: verstas, millas...
Nos des-unieron, des-pidieron.
Para que nos portáramos a las maravillas
En dos distintos puntos de la tierra.

La dis-tancia: verstas, lejanías...
Nos desoldaron, despegaron...
Separaron a dos brazos, como crucifijo.
Sin saber, que estabamos ligados.

Por medio de inspiraciones y tendones...
No nos malquistaron -nos malgastaron,
Nos dividieron...
      Pared y fosa.
Nos alojaron separados, como águilas.

Conspiradoras: verstas, lejanías...
No nos execraron -nos extraviaron.
En las terrestres latitudes perdidas
Nos recluyeron, como a los huerfanitos.

¡¿Cuál ya -pero cuál- marzo es?!
¡Nos distribuyeron, como un mazo de naipes

24 de marzo de 1925
("Después de Rusia" París, 1928)



LA CARTA

No se aguardan así munas cartas, -
Así la carta se espera.
El pedazo de la tela,
Alrededor, una angosta cinta
De goma. Adentro -la palabra escrita.
Y la dicha. Y eso es todo.

La felicidad así no se espera, -
Se aguarda así el final:
Una salva militar
Y tres trozos de plomo
En el pecho. Ante los ojos, manchas rojas
Y nada más. Y eso es todo.


ANNA ANTONOVNA TESKOVA

Alguien, que viaja - hacia la victoria mortal.
Los árboles - con sus trágicos gestos.
De la Judea - ¡el baile sacramental!
Y de los árboles -el temblor secreto.

Estos son -contra el siglo conjurados:
peso, cálculo, tiempo, fracción.
Esa es -la cortina rasgada:
de los árboles -sus funestas facciones...
Alguien, que viaja. El cielo -como la entrada.
Y los árboles -con sus gestos triunfantes.

7 de mayo de 1923

 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina