Nilda Barba ARGENTINA

 


hambre de miradas y pies descalzos
albatros en formación

él bordó
con lana dorada plagio y laurel

la recta
el ícono a resguardo
secando la sangre

los cántaros
y el vino olvidados
también
los granos de la espiga


 

 

la luminosa redondez
conoce
por dónde avanzar

despeja los erizos

acaricia su vientre cuando
con decidido gesto
descubre la estela ocular detrás
de los molinos
y rescata a las ninfas y a las hadas

sin quitar su mano de la curva
lleva a destino su viril femenidad

 



 


que me canten los mariachis

ya no miro por ventanas ajenas
ni sorbo el agua con vinagre

me llegan el sonido
el color
y mi cuerpo no quiere
soportar el chaleco
el metal

un sombrero de ala ancha
una falda llena de brisa
las flores en la blusa
pintada de rosa
como un pájaro

yo remonto con ellos
el aire

 

 

 


 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina