IRENE ZAVA - ARGENTINA



MAGNOLIAS MARCHITAS VISTAS EN SUEÑO



Entrampada en paredes de cal,

tropieza con piedras. Frunce el entrecejo.

Busca un destello de luz,

en un jardín de hombres.



El extraño dolor

que provoca el ópalo que cuelga

de su cuello, encorva el débil esqueleto.



Secas magnolias lastiman su intestino.

Una voz desagradable marchita los laureles.



Sabe desde siempre que

su idioma es otro.

Su lucha el silencio.



La urgencia del vómito lo devuelve a la realidad.


VOLVER A LA FUENTE



 Veo al mundo como un oscuro gigante

 que alberga en sus rincones gritos, guiños extraños

 salpica su miasma, gotea sus vísceras.

 Me lleva a la locura.



 Quiero cubrirme rodar como ovillo

 ser oruga en mi canasto.


 Reencontrar los antiguos olores de mi casa

 flotar dentro de un aljibe de agua clara
 despegar de tanta penumbra.



 Ser parte del arte, de la palabra que salva.

 Alimentarme de brevas frescas

 y así saciar mi sed.


TODO ORILLAS



Haciendo pacto con los ecos

se aúnan lentamente las orillas.



Rostros anónimos, ayer, hoy, mañana

en la tormenta, el viento,

sólo quietud, orillas en viaje.



Raíces que se aparean entre si.

Ecos.

Y es todo ausencia. Naufragio de luz.



Se aúnan lentamente la orillas

haciendo pacto con los ecos.


CALENDARIO



La víbora antes enroscada en mi tobillo

tímida, desnuda, baila hoy

libre entre columnas

su canción de despedida.



Como sol hambriento

busca nuevas hendiduras.



Duelen. Tantean las manos.

Poco a poco se transforman

en promesa de oración.



Cosquillea mi cabeza.

Apremian los días.

Muerde la vida.


ÖLEO



En devaneo de colores

grita el pintor.

Una oscura llovizna cae

sobre su tela.



El sonriente espejo refleja

en ritmo enloquecido

hueso y sombra.



Su pincel juega

dentro de una trampa

despojada de conciencia.

entre humareda y olvido

Hablan los equívocos.

Busca al pájaro de sol.


 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina