Juan Ricardo Sagardía - ARGENTINA


QUIZAS

Hay algo impreciso y calamitoso
que me rebasa desde adentro. 
algo que me dice que llega la noche, 
algo que me enferma y hará recordar mi soledad... 
a eso que llamamos sueño 
es una marioneta con besos de trapos sin vida.
Yo no me acostumbro, 
por eso, exilio a mi almohada en el cajón del sótano
pues no me conforma soñar
y llenarme de ausencias
quiero superar el cielo y conseguir tu sed, 
tu deseo y tu amor.

Quizás en la realidad
también contigo pueda volar.

 

ES GRANDE LA CIUDAD

Es tan grande la ciudad
y yo aquí buscando tu luz
sentí ahogarme
sin tu imagen
profesé mudes
sin tus palabras.

Buscando  tu presencia
sentí tristeza en el vacío,
perdí el perfume
estando en soledad.

Tu imagen
se convirtió en nostalgia
yo que creí soñar con flores  
hoy el jardín
por tu ausencia quedó seco.

 

OJOS DE CIELO

¿Para qué fingir desconocimiento?
si todos sabemos hace rato largo
que el sauce no para de llorar.

¿Para que mentir el motivo?
Si no hay piedritas
ni polvo en sus ojos.

Son lágrimas del cielo
Dios está llorando
por nuestros desencuentros.



¿LOS HOMBRES, NO DEBEN LLORAR?

Lloro como cuando era niño, 
con ganas de llorar, 
con bronca y veneno 
con esas ganas de matar al calesitero 
que me negaba la sortija, 

Lloro con rabia revolucionaria
hacia esos árboles verdes 
que de pura gana les dispararía 
con mi Berza en el medio 
de su dictadura.

Lloro sin ganas de escribir 
cien veces 
¡No debo llorar! 

Al diablo con la alegría, 
salto por aquella ventana y me llevo 
un trozo de vidrio en el estomago 
para seguir llorando, 
quien se dará cuenta 
del trozo de vidrio que falta.

Lloro porque
esta muerte que no llega
me abraza
y me larga
como burlándose
de la sangre
que bebo sin ahogarme

lloro hastiado y asqueado
de mi nombre
daga que me clavaron
los progenitores de mis formas,

Lloro por que quieren salvarme 
y no me quieren bien
¿A quién carajo le interesa mi aflicción?
Porque no me dejan morir 
de una vez por todas.

Así termino con este llanto.
y resucito al tercer día. 

 

MUJER LUNAR

Disfruto amanecer
floreciendo a tu lado,
alborear mío
te siento.

Natural esencia,
tu aroma virgen,
me reformas completo
cada mañana.

Mujer lunar,
perdura tu fragancia
en mi piel.

 
                                                 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina