SOBRE LA MURALLA DEL TIEMPO LA PALABRA MAS ALTA
William Carlos Williams
- ESTADOS UNIDOS (1883-1963)

POR EL CAMINO HACIA
EL HOSPITAL DE INFECCIOSOS

(Versión de A. Girri y W. Shand)


Por el camino hacia el hospital de infecciosos
bajo la oleada de las azules
y abigarradas nubes empujadas
desde el noroeste, un viento frío. Más allá,
el yermo de anchos, barrosos campos
pardos de secas malezas, de pie y caídos
parches de agua estancada,
y altos árboles desparramados.

Exánime en apariencia, indolente,
aturdida, la primavera se aproxima.

Entran desnudas al nuevo mundo,
frías inseguras de todo
salvo de que entran. A su alrededor
el frío, familiar viento.

Ahora la hierba, mañana
el firme rizo de la hoja biznaga.

Uno a uno se perfilan los objetos,
se apresuran: claridad, contorno de la hoja.

Mas ahora la severa dignidad de la entrada,
apacible, el profundo cambio
ha llegado hasta ellas: enraizadas
se aferran al suelo y comienzan a despertar.



CANCIÓN DE AMOR (Versión de A. Bartra)

¿Qué te diré cuando nos encontremos?

Sin embargo...

acostado aquí pienso en ti.

La marcha del amor

está sobre el mundo.

Amarilla, amarilla, amarilla,

roe dentro de las hojas,

unta con azafrán

las puntiagudas ramas que se inclinan

pesadamente

contra el liso cielo rojo.

No hay luz...

Sólo una espesa mancha de miel

que gotea de hoja en hoja

y de rama en rama,

empañando los colores

del mundo entero.

Estoy solo.

El paso del amor

me ha sostenido

hasta que mi cabeza

choca contra el cielo.

¡Mírame!

De mis cabellos gotea néctar,

que los estorninos se llevan

sobre sus negras alas.

Mira finalmente

mis brazos y mis manos

están ociosos.

¿Cómo puedo afirmar

si te amaré de nuevo

como te amo ahora?


 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina