María Victoria Dentice ARGENTINA

NOSTALGIA

La muerte atraviesa con manos a la que fui.
La sangre me lleva sin manos la juventud perdida
La muerta atraviesa en lenguajes a la que fui,
Ya no le alcanzan sus manos para suicidarme esta noche.
Yo hablo con palabras que conocen la muerte.
Yo hablo de mí y de la muerte llevándome en un carro de oro.



DADDY ATE MUM (1)

La única vez que no hablé, fue en la boca de mi nacimiento,
Mi corazón era una caja /la rebelión de mis padres/
Las viejas urracas esperaban por respirar mi aire.

Ahora estoy frente a la parte más alta de la tumba
Hay dos niños/dos carrozas/frente a mí

Esperando entrar

en mi nacimiento,


pero nunca nunca habrá manera de volver a oxigenar
la gota de amor estancada en los huesos.
Ahora estoy frente a mi ausencia

Más alta


y tu memoria


se cayó detrás de mí.


(1)-papá se comió a mamá

 



Con tanta vida como una muñeca
a la que le rayaron los huesos
Una tarde mientras llovía
yo saludaba el trueno y te besaba en mi pared,
yo saludaba al amante una tarde mientras moría.
No, no hay tiempo para nacernos de nuevo.
Yo camino hacia un poema que no existe.



Maria Victoria Dentice, Los años vendados, ediciones Baobab 2006, Buenos Aires, Argentina.
Email: mvictoriadentice@yahoo.com.ar
Algunos poemas en: http://mvictoriadenticepoemas.spaces.live.com/

 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina