Heberto Padilla CUBA

EXILIOS

Madre, todo ha cambiado.
Hasta el otoño es un soplo ruinoso
que abate el bosquecillo.
Ya nada nos protege contra el agua
y la noche.

Todo ha cambiado ya.
La quemadura del aire entra
en mis ojos y en los tuyos,
y aquel niño que oías
correr desde la oscura sala,
ya no ríe.

Ahora todo ha cambiado.
Abre puertas y armarios
para que estalle lejos esa infancia
apaleada en el aire calino;
para que nunca veas el viejo y pedregoso
camino de mis manos,
para que no me sientas deambular
por las calles de este mundo
ni descubras la casa vacía
de hojas y de hombres
donde el mismo de ayer sigue
buscando soledades, anhelos.


EL MONÓLOGO DE QUEVEDO


Todas las calles
se han llenado de gentes que sufren mi dolor
o gozan mi alegría
agonizantes a causa de que respiro
enanos porque crezco
otros entran de golpe en mi arsenal
donde acumulo lo inverosímil
lo que tal vez sea yo el único en guardar.
La vida me roba a manos llenas
las ventanas plagian mi ardiente enemistad
y la tarde en que el desesperado suspira a toda vela
vibra en mi cuarto y hasta en mi ortografía.
Ese árbol
que veo entrar por la ventana
imita por ejemplo mi cuerpo y mi resuello
ya estuvo antes aquí
eché raíces junto a él
y ahora se agita en mi delirio
¿o es mi delirio y no se agita?
¿O sopla estas palabras
o son ellas las que me soplan?
¿O es Homero el que las escribe
el que siempre escribe
y este cuarto es de Atenas
y yo sufro tan sólo porque nadie lo cree?


EL HOMBRE JUNTO AL MAR


Hay un hombre tirado junto al mar
pero no pienses que voy a describirlo como a un ahogado
un pobre hombre que se muere en la orilla
aunque lo hayan arrastrado las olas
aunque no sea más que una frágil trama que respira
unos ojos
unas manos que buscan
certidumbres a tientas
aunque ya no le sirva de nada
gritar o quedar mudo
y la ola más débil
lo pueda destruir y hundir en sus elemento
yo sé que él está vivo
a todo lo ancho y largo de su cuerpo.


Heberto Padilla nació en Pinar del Río en 1932. Recibió el premio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba por "Fuera de juego, 1968". Fue detenido en 1971 bajo la acusación de propaganda contrarevolucionaria. Fue puesto en libertad y permaneció marginado y censurado hasta 1980 en que obtuvo su salida de Cuba. Publicó también "El hombre junto al mar, 1981"; "En mi jardín pastan los héroes, 1984"; "La mala memoria, 1989".

Fuente: Mihály Dés. "Noche insular:antología de la poesía cubana". Editorial Lumen.





 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina