Miguel Navarro ARGENTINA
Estos poemas son del libro "Cruzan Fuegos"

DEL OTRO LADO DE LA SOMBRA

El amor está cerca mundo de por medio
no hay más que estirar la mano para sentir los dedos del
venturoso fantasma
el roce de la deriva en sus bordes marinos
y después, en la noche, cuando el gourmet de estrellas
prosigue su función melancólica
¿no es sencillo medir el rumor de una sombría nariz en
el ahogo de la arboleda
besar el inmediato precipicio de una boca que no existe
mojar los ojos en esos pliegues que hace la desesperación
detrás de octubre?
¿O es difícil ver demasiado lejos en el amor las torres
de la locura que sueltan permanentes antorchas
luminosas campanas para las fauces del ahogado por la nostalgia?
De la maleza de un sueño en la ruinosa costumbre sale su
rostro comido por una absurda tenacidad
a cada momento su memoria estalla como un árbol
de acogedoras serpientes
busca cierta forma de lascivia entre palabras que incendian
el horizonte
busca muslos que se agiten entre las letras del incendio
o aquel rostro pintado por la muerte sobre una puerta
que no termina de cerrarse.

 


BUSCADO


Aquí mismo
Sin otra mediación que la fuga del tiempo a través del infortunio
La lluvia recupera el perfil del atrapado en su venganza
Su piel tirante sus facciones ácidas por la derrota
Su color de crimen viajando entre la noche

Desnudo como un dios abolido por la intemperie
Aún camina los antiguos escalones hacia la locura
De él son las manos que desgarran el velo
Otra vez insensatamente arroja su puñal que precipita la condena
Por un instante sonríe como un niño bajo los astros de un
sueño de anhelada crueldad
Por un instante cree dominar el idioma del bosque
que recibe su alma sin retorno

Ya dio ese paso
Ya cerró la puerta tras la sombra
Repite que el amor posee todas la llaves del abismo.

 



IDÉNTICO AL VERDUGO

¿A quién buscas entre fragmentos?
No hay otras manos para salvarte
hacia abajo todo está decidido:
se llevaron la luz hacia otras noches
el que eligió esta fiebre usa tu rostro
es el actor que improvisa tu muerte venidera
esa forma de quitarte la voz a llamaradas hasta reunirte en la caída
hasta arrojarte desnudo entre vocablos
unas escenas donde todos desaparecen
donde todos arden al mismo tiempo debajo del silencio

¿Quién se halla intacto en medio del silencio?
¿Quién habla de salvarse cuando no hay señales?

Tu piel tiene la consistencia de una jaula
arrastras el cielo de otra edad
vuelves a perderte hacia nunca
un paso hacia el límite
un trecho más hondo en la intemperie
la amenaza es otro nombre
llegar a un cuerpo que sea de nadie
esa región de olvido
esa prueba de oscuridad a pleno sol
un hogar entre monstruos
una fuga hacia adentro a través de la herida.

 
Extranjera a la Intemperie® - 2004-2015 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina